Día de consagración en el Campeonato Mundial de Judo

En el día 4 del Campeonato Mundial de Judo podemos decir que las dos categorías de la jornada destilaron frescura, ética de trabajo y talento. Durante estos días hemos disfrutado de un espectáculo renovado y es que, aún nos quedan varios días de combates por delante.

Hoy con la categoría -63 kg, redescubrimos lo que significa dominar una categoría de peso, con la victoria de Clarisse Agbegnenou (FRA) definitivamente puede ser llamada la Reina del Judo.

5 Títulos mundiales para Clarisse Agbegnenou

Clarisse Agbegnenou (FRA) volvió al tatami en gran forma y consiguió su quinto título mundial. De momento no hay nadie que pueda vencerla, solo Miku Tashiro podría darle un buen combate, pero Agbegnenou es el favorito indiscutible para ese ansiado parche dorado.

La campeona mundial Clarisse Agbegnenou superó a Andreja Leski (SLO) en la final de la categoría -63kg. La eslovena realmente dio un buen combate contra Agbegnenou y tuvo algunas técnicas para intentar anotar, pero la francesa también tiene una fuerte defensa y puede contraatacar de la nada. Cuando faltaba solo un minuto para finalizar el tiempo reglamentario la campeona mundial logro anotar con Soto Maki Komi un wazari y seguidamente inmovilizó a su adversaria por 10 segundos para así llevarse la victoria. Al finalizar el combate la francesa mostro una sonrisa y sus 5 dedos como referencia de sus 5 títulos mundiales.

La serbia Anja Obradovic y la holandesa Sanne Vermeer se quedaron con los terceros lugares de la categoría luego de vencer a la venezolana Anriquelis Barrios y a la brasileña Ketleyn Quadros.

Matthias Casse rompe todas las barreras con el oro mundial

Un cuarto día asombroso para Matthias Casse (BEL), quien se llevó la medalla de oro a nivel senior en el Campeonato Mundial en Budapest. El Campeón del Mundo Juvenil de 2017 se convirtió en el número uno del mundo. El hombre fuerte de Bélgica venció en la final de -81 Kg al georgiano Tato Grigalashvili.

El georgiano parecía llevar la delantera, siempre buscando el momento perfecto en el que pudiera terminar el combate con un movimiento mágico, pero el belga resistió y a medida que pasaban los minutos comenzó a imponer su poder. 40 segundos del golden score fueron suficientes para que el belga marcara con un ippon, cuando cambió de dirección con la técnica de Utsuri Goshi. Casse se convirtió en el primer belga en llevarse el título mundial.

Las medallas de bronce fueron para Frank De Wit (NED) y Anri Egutidze (POR)

Fotos: IJF

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies