Filosofía del Judo

El Judo no es solo adquirir conocimientos de técnicas sino que su fin primordial es marcar el camino para conseguir la meta que se desea alcanzar. Este camino es largo quizás dure toda la vida y quien quiere seguir debe hacer de él su forma de vida, solamente las personas que tienen espíritu agonístico son los que llegarán a su meta sin ir a buscar atajos, sino siguiendo un verdadero camino, es lo que le da sentido a la vida.

 Jigoro Kano decía que existen dos tipos de judo, el Pequeño que corresponde a las técnicas y el desarrollo corporal físico y luego tenemos el Gran Judo que tiene en mente encontrar el propósito  de la vida, el cuerpo y el alma, usados de la mejor manera para obtener los mejores resultados como ser humano.



El maestro Kano se basó en 3 máximas:

  • Jiko No kansei: “Es la perfección del ser humano” es decir una persona con buena salud, inteligencia y buen carácter debe buscar su trabajo dentro de esta sociedad
  • Jita Kyoei: “El beneficio mutuo” es un principio que ayuda y está muy ligado con la primera. Uno debe ayudar a los demás a encontrar su propia perfección, si solo se busca el beneficio personal pronto encontraras el fracaso.
  • Seiryoku Zenyo: “Es la máxima eficiencia con el mínimo esfuerzo” al igual que en la práctica uno sabe que existe una forma correcta y una incorrecta de hacer las técnicas; si lo haces de la forma incorrecta debe aplicarse más fuerza, lo cual te restara velocidad y es posible que no concretes lo deseado. En la cotidianidad también existen ciertos principios que hacen más fácil y llevadera la vida con respeto, humildad, compresión, coraje y perseverancia. 

“El judo más que un arte de ataque y defensa, es un estilo de vida”

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies